El mundo debe poner fin a la sobreexplotación de las aguas subterráneas, dice experto de la ONU

346 0

El Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos al agua potable y el saneamiento, Pedro Arrojo Agudo, ha pedido el fin de la apropiación, contaminación y sobreexplotación de las aguas subterráneas para salvaguardar los derechos humanos al agua y al saneamiento y mitigar riesgos sociales derivados del cambio climático. Con motivo del Día Mundial del Agua, emite el siguiente comunicado:

Los mayores riesgos sociales derivados del cambio climático son y serán generados en torno al agua. Ante la creciente variabilidad climática, la clave de las estrategias de adaptación está en fortalecer la resiliencia del ciclo del agua recuperando y conservando la funcionalidad de los ecosistemas con más inercia del ciclo del agua: humedales, ecosistemas de ribera, cauces y, sobre todo, acuíferos subterráneos.

La sobreexplotación de los acuíferos aumenta la vulnerabilidad de los suministros de agua potable debido a la escasez de agua durante los ciclos de sequía, obligando muchas veces a abastecerse de agua desde más lejos, con el consiguiente aumento de precio. En definitiva, tal sobreexplotación de los acuíferos pone en riesgo la accesibilidad y asequibilidad del agua potable en ciclos de sequía, especialmente para quienes viven en situación de pobreza y marginación.

En muchos países, las aguas subterráneas se gestionan de facto, como si fueran propiedad del dueño o dueña del terreno en el que se perforó el pozo, lo que a menudo conduce a un consumo de agua individualista y abusivo y pone en peligro la realización de los derechos humanos al agua potable y saneamiento, especialmente en el contexto de un clima cambiante. No debemos olvidar que el agua debe ser considerada y gestionada como un bien común.

Los acuíferos subterráneos son los pulmones de agua del Planeta Tierra. Los acuíferos pueden y deben ser reservas estratégicas para enfrentar sequías extraordinarias que empeorarán con el cambio climático. Preservando los ecosistemas acuáticos, los lagos, los humedales, los ríos y especialmente los acuíferos, se protegería el acceso al agua potable y al saneamiento de las personas que viven cerca de la naturaleza, como los pueblos indígenas, los campesinos, los pescadores, los cazadores y recolectores y los criadores de ganado

Related Post

Leave a comment